Programa Hambre Cero

Jueves, 2 junio 2011

2 de junio de 2011. Brasilia, Brasil. El 1 de enero de 2003, al momento de asumir como Presidente de Brasil, Luiz Inácio de Silva asumió el compromiso de garantizar tres comidas diarias a todos los brasileños y brasileñas. El programa Hambre Cero estaba en el centro de esta promesa.

José Graziano da Silva, candidato al puesto de Director General de FAO, fue el arquitecto de Hambre Cero, programa que en tan sólo cinco años, contribuyó a sacar a 24 millones de personas de la pobreza extrema y a reducir la subnutrición en Brasil en un 25 por ciento.

El libro “Hambre Cero – La Experiencia Brasileña” (Fome Zero – A Experiência Brasileira), recientemente publicado en portugués e inglés, describe la trayectoria del programa.

Editado por José Graziano da Silva, Mauro Del Grossi y Caio Galvão de França, el libro recuerda la propuesta original de Hambre Cero presentada en 2001; muestra cómo el proyecto evolucionó y se trasformó en una estrategia de gobierno y como otros programas incorporaron su enfoque de dos vías y modelo de desarrollo económico y social; mide su impacto en la reducción del hambre y la pobreza en Brasil; y, registro de lecciones aprendidas, presenta recomendaciones de políticas públicas que pueden ser adoptadas por otros países.

“Creemos en la importancia de la agricultura familiar para la seguridad alimentaria mundial. Debe ser apoyada para garantizar el derecho a la alimentación, la generación de ingresos y empleo, y un crecimiento sustentable de la producción y el consumo de alimentos saludables”, afirmó el Ministro de Desarrollo Agrario de Brasil, Afonso Florence, en el prefacio de la edición en inglés del libro.

Basado en el paradigma del derecho a la alimentación, el Programa Hambre Cero propone una serie de políticas estructurales, específicas y locales que utilizan el enfoque de dos vías para luchar contra el hambre y promover la seguridad alimentaria. Ellas incluyen el apoyo a la agricultura familiar, la integración de los pequeños productores a los mercados locales, programas de generación de ingresos, fortalecimiento de las redes de protección social y programas de transferencia de ingresos.

“Individualmente, esas políticas pueden generar buenos resultados. Cuando son integradas, los beneficios se multiplican. Esa es una de las claves del éxito del Programa Hambre Cero”, concluyó Graziano da Silva.

El libro está disponible en portugués y en inglés en los siguientes links:

Portugués: http://www.nead.gov.br/portal/nead/nead-especial/

Inglés: http://www.nead.gov.br/portal/nead/nead-especial/?page=2